Por
 En Blog

Dentro de los ámbitos de los Trabajos en Altura, Trabajos Verticales y Rescate en Altura se suele pensar que cualquier conector que cumpla la EN 362 ofrece la misma seguridad para cualquier tipo de uso y esto no es así, veamos aquí una de las razones principales por lo que esto no es cierto.

 

Los conectores están diseñados y ensayados para que la máxima resistencia recaiga sobre el eje mayor que es el eje que pasaría por el lado largo contrario al lado del cierre lo que aquí denominaremos como eje óptimo; por otro lado tendríamos el eje real de trabajo que es el eje por el que al aplicar una carga trabajarían las fuerzas que se ejercen en el conector. Lo ideal es que los dos ejes coincidan pues si no es así el conector no trabaja en condiciones óptimas. Veamos esto en los conectores más comunes:

Conector simétrico: vemos que el eje de trabajo es paralelo al eje óptimo por lo que no hace un trabajo correcto para usos normales, estos conectores están diseñados generalmente para trabajar con poleas.

 

Kreitton Conector Simétrico, se muestra el eje de trabajo y eje óptimo

 

Conector HMS: en este caso el eje real de trabajo además de estar separado del eje óptimo forma un ángulo con el mismo lo que hace que llegue menos fuerza al eje mayor, estos conectores están diseñados para trabajar con un nudo dinámico.

 

Kreitton Conector HMS, eje de trabajo y eje óptimo

 

Conector asimétrico: en este caso el eje real de trabajo coincide con el eje óptimo por lo que en usos normales sería el más adecuado y sobre todo para resistir las fuerzas que se generan en una caída.

Kreitton Conector Asimétrico, eje de trabajo y eje óptimo

Como vemos no todos los conectores funcionan de la misma forma ni están concebidos para los mismos usos por lo que es importante conocer su cual es su aplicación óptima a la hora de elegirlos, adicionalmente a su normativa de referencia.

Vínculo relacionado: Catálogo de conectores