Por
 En Blog

En abril de 2009 se ha publicado en España la EN 363/2008 que sustituye a la EN 363/2002 relativa a los sistemas anticaídas, en esta entrada continuamos con los comentarios a la misma, y en específico sobre los sistemas de retención.

 

La norma EN 363 describe y define los sistemas de protección individual contra caídas, así como los principios para el ensamblaje de los mismos. Como vemos aparece como novedad el término ensamblaje.

El ensamblaje consiste en la combinación de componentes para formar un sistema; es decir, si los componentes están normalizados cualquier combinación, independientemente de marcas y modelos, es válida siempre que sean los idóneos para la situación de trabajo. La norma explicita una serie de principios para el ensamblaje como por ejemplo el nivel de competencia del usuario o las características del lugar de trabajo.

En siguientes entradas iremos viendo los tipos de sistemas de protección individual contra caídas y tratemos de aclarar algunos puntos ya que la norma en ocasiones más que clarificar se presta a la confusión.

 

Sistemas de Retención: Sistemas de protección individual contra caídas que evita que el usuario alcance zonas donde existe el riesgo de caída de altura.

 

En el apartado de características de este sistema advierte que no esta previsto para detener caídas de altura es decir es un sistema de prevención de la caída.

Por otro lado advierte que no esta previsto para trabajar en situaciones en las que es necesario un dispositivo de prensión del cuerpo para sostener al usuario.

Como vemos algo tan simple como decir que basta utilizar un cinturón de retención según la EN 358 pero sin embargo se utiliza el verbo sostener que es bastante desafortunado ya que es lo mismo que sujetar o aguantar, que es precisamente la finalidad del cinturón. El párrafo en cuestión puede dar lugar a confusión.

 

Kreitton Sistema de Retención Arneses adecuados

 

 

En el apartado de ensamblaje dice que se puede utilizar cualquier dispositivo de prensión adecuado, lo correcto sería decir que se puede utilizar cualquier tipo de arnés menos los específicos de salvamento.