Por
 En Blog

En abril de 2009 se ha publicado en España la EN 363/2008 que sustituye a la EN 363/2002 relativa a los sistemas anticaídas, en esta entrada continuamos con los comentarios a la misma, específicamente sobre los sistemas de salvamento.

Esta nueva norma introduce una novedad que seguramente dará mucho que hablar. En el capitulo de generalidades explicita: “Siempre, cuando se inicia un trabajo en altura, debería existir un plan de salvamento in situ.” En España, y que nosotros conozcamos, este tipo de planes solo existe en trabajos especiales en los que en caso de producirse un incidente es muy difícil la evacuación de personas; por ejemplo en espacios confinados, aerogeneradores,…, pero raramente en los trabajos habituales en altura, como pueden ser, mantenimiento, limpieza, trabajo en andamios,…etc. Además si tenemos en cuenta que trabajo en altura se considera todo aquel que se desarrolla a partir de 2m de desnivel, de momento la norma parece utópica.

En el apartado de sistemas de salvamento, se define Sistema de Salvamento como: “Sistema de protección individual contra caídas mediante el cual una persona puede salvarse a si misma o a otras y que previene una caída libre

Son sistemas que permiten el descenso y/o elevación del rescatado a un lugar seguro.

Generalmente estos sistemas funcionan muy bien en espacios verticales sin obstáculos; los sistemas de descenso hacen que el usuario descienda a una velocidad constante lo que en el caso de que exista un obstáculo en la trayectoria se hace necesario maniobrar para sortearlo, en la situación que la victima este impedida o sola puede ser peligroso.

En cualquier caso el uso de estos sistemas conlleva una formación y entrenamiento previos. Por otro lado la norma permite ensamblar componentes de distintos tipos de sistema para formar sistemas de salvamento, pero esto generalmente implica un buen nivel de competencia en los posibles usuarios.

Kreitton Sistema Anticaída Sistema Salvamento Descenso

Kreitton Sistema Anticaída Sistema Salvamento Ascenso

La cuestión es si se tiene que instalar uno de estos sistemas estandarizados cada vez que se trabaja en altura o esto depende de la cualificación de los trabajadores en técnicas de rescate.